Desde marzo de este año he estado colaborando estrechamente con un grupo de maestros dominicanos formados dentro del National Writing Project de los Estados Unidos (http://www.nwp.org) a través de su sitio en New Hampshire (http://www.plymouth.edu/outreach/nwpnh/), llevados de la mano de nuestra mentora, la Dra. Meg Petersen, queremos establecer en República Dominicana un sitio internacional de esta red profesional de maestros que persigue la enseñanza de la escritura.

Y cada día nos acercamos más al cumplimiento de este sueño a través del: PEN (Proyecto de Escritura Nacional). A continuación les presento las creencias que hemos asimilado como nuestras y que nos servirán de principios guías en esta labor:

1.   Todo el mundo es capaz de escribir; es posible enseñar la escritura, y los maestros pueden ayudar a sus estudiantes a mejorar como escritores.

 Es un mito común que la habilidad de escribir es un don que solo tienen los escritores profesionales. Pero no es verdad. Todo el mundo puede aprender a escribir. Todos somos escritores, sólo que algunos tienen más experiencia y conocimientos. Los escritores en desarrollo necesitan apoyo y éste apoyo puede dárseles  a través de una instrucción cuidadosamente orientada hacia la adquisición de destrezas y estrategias.

2.   La gente aprende a escribir con práctica.

 La escritura es un trabajo de corte artesanal, que requiere practicar constante para pulirse y mejorarse. Escribir, no escuchar charlas sobre la escritura, ni hacer ejercicios de gramática, ni hablar sobre una lectura. Los escritores que escriben aprenden más sobre el proceso porque tienen más experiencia con él.

3.   La escritura es un proceso.

Muchas veces, cuando pensamos en la escritura, pensamos en el producto final. Sin embargo, para entender la escritura, hay que ver todo el proceso y las estrategias utilizadas por los escritores desde la idea inicial hasta los toques finales. Este proceso  incluye el proceso de componer que no se puede ver, cuando el escritor está planificando o revisando su texto.  El hecho de que la escritura es un proceso no quiere decir que debemos reducirla a una serie de etapas rígidas. El proceso de la escritura es recursivo y complicado y tiene que ser respetado como tal.

4.      La escritura es una herramienta para pensar.

Cuando escribimos, descubrimos ideas que no teníamos en la mente antes de comenzar a escribir. El proceso de la escritura es generativo,  podemos aclarar o cambiar nuestros pensamientos a través de la escritura.  Podemos utilizar la escritura para generar ideas nuevas, hacer precisos nuestros pensamientos, identificar o resolver problemas, formular preguntas, o reconsiderar ideas. Así podemos ver que el proceso de escribir es un proceso de descubrimiento y exploración y no de trascripción del pensamiento.

5.   La escritura sirve a muchos propósitos diferentes.

La escritura no es una sola “cosa” rígida. Varía dependiendo del propósito, la situación, el género, y la audiencia. Todos estos factores afectan el proceso y la cantidad de información, la forma, la formalidad y la presentación de la forma final.  Hay muchos factores que el escritor tiene que tomar en cuenta para producir un texto.

6.      Las convenciones de la escritura importan para los lectores, y en consecuencia importan para los escritores.

Los lectores tienen la expectativa que el texto se regirá conforme a las reglas de la ortografía y puntuación de los textos publicados.  También esperan que los textos sigan las reglas gramaticales y las expectativas del género.  Este hecho crea una tensión para el maestro quien espera crear un balance entre “el creador” y “el crítico” en sus estudiantes.

7.      La escritura y la lectura  tienen una relación muy estrecha.

Los que hayan leído textos de cierto tipo van a tener menos dificultades en aprender cómo escribirlos. Escribir también puede ayudar al escritor a ser mejor lector.  La lectura es una fuente de ideas para la escritura. Es útil enseñar a los estudiantes a leer como escritores.

8.     La escritura tiene una relación muy complicada con el habla.

Aunque el habla no es igual a la escritura, puede apoyar a la escritura de muchas maneras.  Los escritores necesitan oportunidades para discutir sus composiciones. Los dialectos del habla influyen en la escritura.

9.   Las prácticas literarias están ubicados en relaciones sociales complicadas.

La escritura sucede en medio de una red de relaciones. Obviamente, hay una relación entre el escritor y el lector. Los escritores tienen una idea de quién leerá sus textos, y también gente particular da apoyo al autor durante el proceso de escribir. Vivimos en un mundo estructurado donde existen relaciones de poder en torno a la escritura.

10.   La composición ocurre en diferentes modalidades y tecnologías.

Los cambios rápidos en la tecnología significan que componer involucra una combinación de modalidades como imágenes, video y sonido.  Con la computadora, se puede combinar todo a la vez. Las conexiones de la red mundial hacen la comunicación más rápida y ponen muchos materiales al alcance de los escritores…

¿Quieres seguir leyendo? Visita: http://sheillynunez.com/?p=953